La corrupción cuesta a la ciudadanía española más de 40.000 millones de euros anuales

Hace poco más de un mes, el diario Público.es publicó una noticia que merece la pena ser compartida. Definir cuánto nos cuestan las largas manos de nuestros políticos institucionales no ha de ser una tarea sencilla. Desde la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria lo han intentado y algún resultado interesante ha dado, aunque ya sabemos que en estos cálculos hay muchas cuentas que se quedan fuera y numerosas acciones políticas que, aunque legales, son inmorales e igualmente despilfarros súmamente interesados, quedan en el lado oscuro de la fórmula.

El Roto - El País

El Roto – El País

Texto: EFE.

Un estudio de la Universidad de Las Palmas (ULPGC) cifra en 40.000 millones de euros el coste social de la corrupción en España, fenómeno que según ese informe tiene una dimensión “mucho mayor” que la que reflejan las estadísticas oficiales.

Este estudio, publicado en varias revistas internacionales especializadas en las ciencias sociales y la economía aplicada, ha sido desarrollado por investigadores del Instituto Universitario de Turismo y Desarrollo Sostenible (Tides).

El trabajo se basa en un método de estimación del coste social de la corrupción a través del análisis de su impacto sobre la calidad de vida de los ciudadanos, según ha explicado hoy en un comunicado la Ulpgc.

Con esta nueva metodología “la corrupción nacional es mucho mayor que la reflejada por las estadísticas oficiales y en el Índice de Transparencia Internacional”.

Para ello, los investigadores Carmelo J. León, Jorge E. Araña y Javier de León han desarrollado un método de estimación que permite reducir los problemas de subjetividad en la percepción de la corrupción cuando se usan encuestas a expertos o a ciudadanos, tal como ocurre con el Índice de Transparencia Internacional.

Concretamente, las estimaciones reportan un coste social de aproximadamente 40.000 millones de euros anuales (precios constantes de 2008).

Los investigadores destacan que, aunque la corrupción es uno de los problemas que más preocupa a los ciudadanos españoles, detectarla y perseguirla “es una tarea extremadamente complicada, entre otros motivos, por la dificultad de su medición”.

Las mediciones del nivel de corrupción existentes hasta ahora se centran únicamente en el impacto “directo” procedente de casos que salen a la luz pública y que son resueltos judicialmente, explican.

Sin embargo, el coste de la corrupción para una sociedad incluye otros aspectos que estas estadísticas no miden, pero que los investigadores de la ULPGC han incluido en este estudio, como el impacto sobre la reducción de inversión extranjera, los casos que no se detectan o no pueden ser probados judicialmente, o el desánimo en la población, que deja de emprender proyectos personales y profesionales por miedo a que la corrupción los detenga.

Para leer el texto de la noticia en su página original del diario Público.es, pincha aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s